viernes, 6 de febrero de 2009

PURGATORIO. Sistema de juego (IV)

Jimmy D’Alesio (en una nota): Annette y yo nos acercamos despacio hasta la caja de cartón, sin dejar de observar a nuestro alrededor, y miramos dentro de ella. ¿Hay alguna otra cosa en el interior del la caja?

DJ (en una nota): No. Nada aparte de la muñeca y el marco de espejo.

Jimmy D’Alesio (en una nota): Nos dirigimos hacia las escaleras de la derecha. La idea de coger un ascensor, tan estrecho y sin salidas, no me termina de convencer. Yo voy delante. Annette me sigue detrás.

DJ (en una nota): Cubrís el primer tramo de escalones sin que nada perturbe vuestro ascenso, pero una vez alcanzada la primera planta oís levemente los ecos de un lamento que procede de una estancia superior.



Alex Rey (en una nota): ¡Imposible! ¿Cómo va a ser ésta mi hermana? ¿Es que acaso ha muerto? ¿Qué broma es ésta? ¡Maldita sea!

DJ (en una nota): La niña vuelve a hablar y te pregunta; ¿Dónde fuiste Alex? Mama se puso triste. Dijeron que era culpa suya, que tú te habías ido porque ella no quería que estuvieses con nosotras. Lloró mucho. Luego, un día dejó de hacerlo. Dejó de comer, de mirar. Bueno de mirar no. Aunque solo miraba la pared de la cocina, allí donde estaba la mancha aquella de humedad ¿Recuerdas? Y decía que tú estabas en un lugar así, en un lugar frío. Se la llevaron al cabo de varios días. No volví a verla. A mí me llevaron con una gente del gobierno. Como no tenía familia dijeron que estaría mejor con ellos. Pero a mí no me gustaba aquello y me escapé. Lo hice una noche, por la ventana de mi habitación. Pero había llovido antes y el borde del alfeizar estaba mojado. Creo que me caí. No me acuerdo de nada más. Hace tiempo que estoy aquí. Tengo frío. ¿No te vas a volver a ir verdad Alex?

Alex Rey (en una nota): Ósea que sí es mi hermana, ¿no? Y se supone que además mi madre está loca o incluso muerta ¿Y ésta era la niña que teníamos que rescatar? ¿Qué es lo que está pasando aquí?

DJ (en una nota): Las palabras de la niña se clavan en tu espíritu y te provocan oleadas de sensaciones. Imágenes sin conexión aparente, referidas a tu vida anterior, vienen a tu memoria. Y los recuerdos sobre tu familia se hacen más intensos. Un sentimiento incipiente se abre camino hasta lo más hondo de tu ser y experimentas una emoción fría y dolorosa. La culpa se extiende sobre tu alma. Alex, súmate 15 puntos básicos al atributo de Culpa.

Alex Rey (en una nota): ¿Queeeeé? ¡15 puntos! ¡Pero eso eleva mi grado de Culpa a Completa y me deja completamente inutilizado! ¿Por qué 15?

DJ (en una nota): Muy sencillo Alex, porque acabas de enfrentarse a una Ninfa Albina y has perdido.



Jimmy D’Alesio (en una nota): ¿Podemos ver Annette o yo, el lugar del que proceden esos lamentos?

DJ (en una nota): No. Tan solo podéis calcular que se originan en la planta siguiente a la vuestra.

Jimmy D’Alesio (en una nota): ¿Qué narices estará haciendo Alex? ¡Cuándo más lo necesitamos y no está! A ver DJ, subimos despacio, con todos los sentidos puestos en lo que sea eso que se lamenta.

DJ (en una nota): Bien, ascendéis el tramo de escalones hasta el segundo piso y observáis que de una de las estancias brota una débil luz intermitente. La habitación en cuestión no tiene puerta y de ella surge un lastimoso quejido cada cierto tiempo.

Jimmy D’Alesio (en una nota): ¡Lo que yo decía! ¡Maldita la hora que le hicimos caso al maldito Oráculo! ¡Bueno, que sea lo que Dios quiera! ¡Entramos a saco en la habitación y a lo primero que se mueva lo coso a tiros!



Alex Rey (en una nota): ¡Ninfa Albina! ¿Qué jodida cosa es una Ninfa Albina? Pero, ¿no me habías dicho que era mi hermana?

DJ (en una nota): Yo no. Ella se presento como tal y tú la creíste, y mientras te hablaba y tú la escuchabas, lanzó sobre ti un Estigma de Culpabilidad contra el que no tenías defensa pues su valor de ataque era de 23. Te leyó la mente y cogió aquellos de tus recuerdos que mejor servían a sus intereses. Encontró lo que buscaba y se hizo pasar por tu hermana. Y tú, que no habías adoptado ninguna Actitud defensiva y ni siquiera se te ocurrió poner en duda sus afirmaciones, ahora estás a su merced.

Alex Rey (en una nota): ¿Y qué va a ocurrirme?

DJ (en una nota): Depende. En esta partida hay más fichas en movimiento.



Jimmy D’Alesio (en una nota): Bueno, ¿qué? ¿Montamos una fiesta de plomo y sangre o me vas a decir que no hay nadie en la habitación?

DJ (en una nota): Veamos. Sí hay alguien en la habitación, pero no se mueve. En la estancia en la que acabáis de entrar, podéis ver una mesa de madera pequeña y endeble sobre la que una vela encendida, arroja una temblorosa luz en derredor. Junto a ella, una figura decrépita y estática, permanece como un elemento más en la exigua decoración. Un anciano arrugado y esquelético con los ojos vidriosos, vestido con una simple túnica, raída, sucia y maloliente, pronuncia cada pocos segundos unas palabras inteligibles que suenan como un lamento de ultratumba.

Jimmy D’Alesio (en una nota): ¿Qué palabras?

DJ (en una nota): Desde tu posición junto a la puerta te resulta imposible descifrar lo que dice.

Jimmy D’Alesio (en una nota): ¡Vaaaaleeee! Y ahora me dirás que tengo que acercarme y pegar la oreja a la apestosa boca de este tipo para saber lo que está diciendo, ¿no?

DJ (en una nota): Sí.

Jimmy D’Alesio (en una nota): ¡Hay que joderse! ¡Alex por el amor de Dios, dónde te has metido! En fin, bueno, a ver, Annette me cubre de cerca con la navaja y si a este tío se le ocurre usarme de cena, le va a rebanar el cuello como si fuera un plátano. ¿Queda claro?

DJ (en una nota): Entendido.

Jimmy D’Alesio (en una nota): Acerco mi cara hasta la del viejo y presto atención. Además apunto con mis dos Colt a su barbilla. ¡Por si acaso!

DJ (en una nota): Desde esa distancia y tan cerca de la luz de la vela, tienes una panorámica distinta de la habitación. Sobre la mesa puedes ver como una cucaracha agita sus antenas cerca de unas migajas resecas. También puedes apreciar los listones de madera del suelo, agrietados y ennegrecidos. Y observas además, que el techo de la sala está medio hundido y en algunos lugares gotea una especie de brea negra y grasienta. Un extraño olor agridulce llega hasta tus fosas nasales y se mezcla con el aroma acre procedente del cuerpo del anciano. Tras unos segundos de espera la garganta del viejo toma aire y al expulsarlo empuja las silabas de una frase hacia fuera. “La niña blanca” parece decir, y a continuación añade, “me quema”. Acto seguido sobre tu cabeza y por encima del entramado del techo, un golpe sonoro y un grito sirven de tenebroso acompañamiento a las palabras del extraño anciano.


… continuará.


Un saludo.

Reacciones:

8 comentarios:

  1. Igner!! maldito bastardo!!! eres un fenomeno con los cliffhangers!!!
    Me gustaria saber un poco mas del concepto de culpa... una pequeña aclaracion respecto a lo de quedar incapacitado.
    Otro dato que me ha gustado es el tema de que el jugador sepa lo mismo que el personaje, me explico, la Ninfa Blanca al lanzar su ataque y ser superior contandole todas esas cosas, y el jugador y personaje fiarse completamente cae bajo su hechizo. Quizás la pega de mantener ese "engaño" es que le tengas que contar lo de los 15 puntos de culpa y el DJ tener que explicarselo. Asi todo un golpe maestro lo de la Ninfa Blanca.
    Una ultima duda, los jugadores/personajes y la historia estan basados ya en alguna partida o sin mas lo vas escribiendo tu poco a poco?

    P.d.: Pedazo de comentario mas largo que me ha quedado... espero no rayarte contestandolo :)

    ResponderEliminar
  2. je, je, je,... me alegra saber que te gusta el tipo de final que le doy a cada entrega.

    En relación al concepto de Culpa y la posibilidad de quedar incapacitado, te explico. El atributo Culpa mide la cantidad de emotividad negativa que el PJ siente en cada momento y que le puede llevar en grados extremos a un estado depresivo de tal calibre en el que todo deje de tener sentido. Incluso su propia supervivencia y libertad. Cuando un PJ alcanza el nivel Completo en este Atributo queda preso de un estado de abatimiento y abandono que le imposibilita para tomar decisiones y reaccionar ante ninguna circunstancia. Y no vuelve a actuar hasta que el grado de Culpa desciende.

    En relación a lo que comentas sobre la igualdad de conocimientos entre PJ y jugador, es algo que siempre me ha gustado por las sorpresas que ocasiona durante el juego. Por desgracia no es algo que pueda mantenerse durante demasiadas partidas, ya que al final los jugadores terminan aprendiendo de los errores cometidos y buscan anticiparse al DJ. Aunque si te soy sincero, eso es algo que busco premeditadamente en este juego. Para mantener el grado de concentración y tensión en un nivel elevado. Que ningún PJ y por extensión ningún jugador se pueda relajar. ¡Que corra la adrenalina!

    Y en cuanto a la Ninfa Albina, ya te dije que podría haber sorpresas.

    Ya me gustaría que Purgatorio estuviese en una fase en la que se pudiera jugar, pero me temo que aún queda algo de tiempo. Todo el desarrollo de la historia que os voy narrando es creado partiendo de cero en cada entrega. Y con esta narración lo que pretendo es que os podáis hacer una idea de cómo podría ser una partida. En cuanto a los PJ que aparecen en la historia, pretendo utilizarlos más tarde como PNJ's disponibles en el juego, a los que se les dotará de una completa hoja de personaje y una descripción mucho más extensa.

    Espero haberte aclarado las dudas y prometo que la siguiente entrega será la última.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Saludos desde la noche eterna...

    * Yavhe Alexander da click y selecciona "Agregar Purgatorio" a su carrito de compras...

    Maldita Ninfa Albina que les juro que se me estremecio la piel. :S

    ResponderEliminar
  4. Hola Alexander.

    A ver si termino el manual y podéis echarle un vistazo en PDF. Y si os gusta podréis adquirirlo online en Lulu, en cuyo caso os quedaré agradecido. Aunque si os soy sincero, lo que me proporcionaría mayor recompensa sería que Purgatorio se jugase y además gustase a quienes lo hubieran probado.

    Je, je, je,… ya veo que te gustó la Ninfa Albina. Pues espera y verás qué otros individuos hay en el vecindario. El manual contendrá un apéndice especial para detallar las criaturas que podréis encontrar en Purgatorio. Con la imagen, características principales, pautas de conducta, atributos, talentos, etc. de cada una de ellas.

    En próximas entregas os mostraré alguna de ellas para que os hagáis una idea de cómo sería el formato de presentación que tengo en mente.

    Un saludo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. ¡Genial Igner!

    Buena historia y buena muestra del juego. A mí has conseguido engancharme y desde luego compraré la edición vía Lulu cuando esté terminado.

    .
    .
    .

    ¿Está ya terminado?

    .
    .
    .

    ¿Y ahora?

    Selenio.

    ResponderEliminar
  6. No Selenio, aún no. Ya me gustaría, pero sigo liado con el manual. Pero en cuanto esté disponible os lo diré.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, la verdad es que igner queria enviarte un mail para comentarte una cosilla sobre fire angel... pero he ido a mirar tu perfil y no tienes ningun mail a la vista. Asi todo si puedes y quieres enviame un mail, mi direccion esta en mi perfil.
    Thnx anticipadas.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué despiste! Lo siento Chugo, ya está corregido. Estaba la casilla del mail sin marcar. Ya puedes mandarme lo que quieras.

    Un saludo.

    ResponderEliminar